29 d’agost de 2010

Paseando por Atenas

Arxiu: bloc Market Manila

Como filohelena y gran amante del mundo clásico, os quería felicitar antes que nada por este magnífico blog que, a pesar del poco tiempo de vida que tiene, navega ya con el rumbo muy firme. ¡Enhorabuena!
A partir de hoy, y siempre con vuestro permiso, contribuiré con mi granito de arena y os presentaré, mes a mes, un pequeño rincón de Atenas -que yo misma he visitado -, ya sea ruta arqueológica, restaurante, comercio o playa, para que lo hagáis también vosotros en vuestros futuros viajes a la cuna de nuestra civilización.
Para empezar, y aprovechando esta época de calor y de largas caminatas, os voy a recomendar un buen sitio donde compraros unas auténticas sandalias griegas artesanas. Se trata de una pequeña tienda familiar pero con mucha historia y “glamour” que podréis encontrar en pleno centro de la capital helena, en el barrio de moda: Psirí. Os estoy hablando de la tienda Stavros Melissinos Art Shop, también conocido como “el zapatero-poeta” (τσαγκαρης-ποιητης)

Se trata de un pequeño negocio familiar que ha pasado de generación en generación, desde el abuelo hasta el nieto, sin perder la profesionalidad por el camino. Inició su andadura en el año 1920 cuando Giorgos Melissinos, abuelo del actual propietario, Pandelís Melissinos, creó una manufactura de calzado en la calle Pandrosu 89, esquina con la plaza Monastiraki, a los pies de la Acrópolis; el barrio que da nombre a dicha plaza era conocido por aquel entonces como el Barrio de los fabricantes de calzado. Desde finales de la década de los 20 hasta inicios de los 50 el negocio funcionaba como taller artesano de calzado con suela de plástico para cazadores y trabajadores, así como zapatos de gran calidad para la jet-set ateniense.

Su hijo, Stavros Melissinos, nacido en Atenas el 10 de Septiembre de 1929 y conocido como “el zapatero-poeta”, se hizo cargo de la tienda a la muerte de su padre en 1954. Por aquel entonces el negocio estaba al borde de la catástrofe a causa de la crisis político-económica que provocó la posguerra en toda Grecia. Su producción artesanal, de hasta 35 modelos diferentes de sandalias de auténtico cuero natural, inspiradas en modelos griegos cásicos, no pasó desapercibida para los primeros turistas que desembarcaron en los años 50. Entre ellos una mujer, seguramente coreógrafa, que encargó a Stavros los primeros seis pares de sandalias, los primeros desde la ocupación alemana. Aquella mujer inició un camino que llevaría al negocio a lo que es hoy en día, un auténtico referente para cualquier amante de sandalias del mundo. Entre los famosos que han comprado allí su preciado calzado se encuentran Jacqueline Onassis, Anthony Quinn, Sofia Loren, Gary Cooper, los Beatles, la reina Sofía… y tantos otros que han hecho historia, así como las sacerdotisas que forman parte de la Ceremonia Olímpica durante el encendido de la llama en Olimpia, que llevan las sandalias inspiradas en el tipo de calzado de la homérica Helena, el filósofo Platón o el gran gobernante ateniense Pericles.
Stavros Melissinos, el zapatero-poeta, tiene ahora 81 años. Inició su carrera poética durante su estancia en el servicio militar. Ha publicado diez libros de poesía, obras teatrales y ensayos, incluso ha traducido grandes escritores al griego. Desgraciadamente su obra sólo podemos encontrarla en inglés, francés, alemán e italiano… Hace unos años, cuando alguien compraba un par de sandalias, como recuerdo le regalaba una cuartilla con alguno de sus poemas. Hasta hoy.
La tienda ha cambiado de ubicación, pero no de encanto. Ahora la encontraréis en la calle Aghias Theklas 2, cerca de la original aunque al otro lado de la plaza, y la reconoceréis fácilmente por la gran sandalia que corona la puerta. En el interior, como decoración, tiene muchos de los artículos que han salido en los periódicos de medio mundo que hablan sobre él (precisamente Xavier Moret publicó uno en El Periódico el pasado domingo, 22 de agosto).
Como última anécdota os contaré que según las informaciones de un arqueólogo americano -que trabajaba en Atenas y había visitado al “zapatero-poeta” desde hacía más de 30 años- un amigo de Sócrates, Simón, tenía su tienda de sandalias en el mismo emplazamiento donde se encontraba la original de Melissinos, pero ¡2500 años antes!. Por este motivo el arqueólogo decía, bromeando, que el abuelo Giorgos o bien era una reencarnación de Simón, o bien del mismo Sócrates.

Así pues, os aconsejo que os perdáis por Monastiraki y que visitéis esta maravillosa tienda con tanta historia y si tenéis la suerte de encontrarlo allí, al lado de su hijo, no dejéis de recordar su nombre!

Saroula

10 comentaris:

El vaixell d'Odisseu ha dit...

Sara, estaremos encantados con tu nueva sección. Gracias por enriquecer el blog con la perspectiva de alguien que "realmente" ama la cultura griega y la siente tan cercana en su vida. Eso es, en definitiva,lo más importante y lo que acaba llegando. Esperamos ya la segunda entrega con la curiosidad de quien quiere aprender cosas nuevas para ir llenando la maleta del "viaje".

anna-rn ha dit...

M'ha agradat molt aquesta entrada, ja que no tenia ni idea de que una cosa tipica de grecia fossin les sandàlies (ho tindré en compte en un futur, si tinc la oportunitat d'anar-hi^^) i molt menys sandàlies amb tanta història. Realment agrada veure com la gent famosa també ajuda a fer famosos els bons llocs.

Anna Ruiz de la Fuente Núñez.

Carlotah. ha dit...

Me encantan las sandalias y me encanta grecia!!
Felicidades por la entrada,es muy interesante y he aprendido muchisimas cosas! :)

Marta ha dit...

Una entrada força interasant amb ho que m'agraden a mi les sandalies !! En quan tingui una mica més de independecia m'encantaria fer un viatget a Grècia i llavors fare una visita a aquesta tenda !

Júlia Vallespir ha dit...

Hola a tohom!

M'agradaria felicitar a l'autora de l'entrada ja que ha sabut transmetre amb molt d'encant aquesta curiosa història!
A més a més m'agradaria insistir en un tema que ja anteriorment haviem comentat. Es tracta d'un possible viatge a Grècia tots junts, que en penseu? N'hem de parlar!
Vale!

esther ha dit...

Hola!!

La entrada m'ha smelat genial! És molt interessant i no tenia ni idea que aquesta tenda i les sandàlies en si, tinguéssin tanta història! Cada entrada em sorpren una mica més de com donen de si els clàssics.

Júlia estic totalment d'acord amb la proposta de fer un viatget tots junts a Grècia!

Vale!!

oriol ha dit...

Hola!

M'ha agradat molt l'entrada, trobo que està molt ben escrita i el tema és interessant, les sandàlies. Tampoc sabia que als grecs els hi agradèssin tan les sandàlies, pensava que aquest tipus de sabates era més dels romans.

Oriol T.

Jordi Sedeño ha dit...

Hola!!!

L'entrada molt bona. No sabia que els grecs li agradaven tant les sandàlies, com diu l'oriol jo també pensava que aquest tipus de sabates eren més dels romans.
Jo també estic d'acord amb la proposta de la Júlia, aveure si fem un viatget per Grècia.

Saroula ha dit...

Hola chic@s!
Perdonad que no os haya dicho nada por vuestros comentarios, pero he estado de vacaciones y no me he conectado mucho. Os agradezco de todo corazón vustras palabras y, como no, os animo a hacer realidad ese viaje del que tanto habláis.
Si necesitáis cualquier cosa, contad conmigo y en todo aquello que esté en mi mano, tened por seguro que os ayudaré.
En breve podréis leer la segunda parte de "Paseando por Atenas".
Καληνύχτα και καλή βδομάδα.

El vaixell d'Odisseu ha dit...

Gracias, Sara. Sé que tus palabras salen del corazón y te lo agradecemos mucho. Ya se verá...

Un abrazo (espero que esas vacaciones hayan sido purificadoras)